Carpincho

enero 1, 2001

Clase: Mamíferos
Orden: Rodentia
Familia: Hydrochaeridae
Nombre científico: Hydrochaeris hydrochaeris (Linnaeus, 1766)

Descripción.
La longitud de la cabeza y el cuerpo oscilan entre 1 m y 1,3 m en ejemplares grandes y alcanzan peso de hasta 75 kg. Es el roedor viviente más grande del mundo. El pelaje dorsal es castaño, a ventral más claro. Grandes ojos y orificios nasales, y pequeñas orejas. Habita en zonas de humedales, en cuerpos de agua con vegetación flotante, que le sirven de refugio. Es un excelente nadador y buceador, aunque también es muy veloz fuera del agua. Son muy gregarios, y a veces forman manadas de hasta 10 individuos o más. Cada grupo está compuesto por un macho dominante con varias hembras y crías. Durante la primavera, el macho incansablemente a la hembra que está receptiva, y la copula se da en el agua. En cada camada nacen entre 4 y 7 crías. En general es un roedor de hábitos diurnos, pero en lugares donde el hombre es una amenaza, suelen tener actividad nocturna. Se alimentan de pastos y plantas acuáticas. Sus depredadores naturales son el puma y el yaguareté, y la boa curiyú y el yacaré pueden comerse a las crías.

Distribución.
Panamá, Guayana Francesa, Guayana, Colombia, Venezuela, Brasil, Perú, Paraguay y Argentina. En nuestro país se encuentra en Formosa, Chaco, y desde Corrientes hasta el Delta del Paraná, estando en casi toda la extensión de la provincia de Entre Ríos en donde existen grandes cuerpos de agua.

Estado de conservación.
A nivel mundial está categorizada como especie de “Menor Preocupación” (LC= Least Concern), lo que implica que su estado poblacional y de conservación fue evaluado y no puede ser incluida en ninguna de las demás categorías. Las especies abundantes y que tienen amplia distribución son incluidas dentro de esta categoría. Es importante tener cuenta que esta evaluación fue hecha en 1996, por tanto es necesario hacer una actualización para tener conocimiento del estado actual. En nuestro país ha sido afectada por décadas por una gran presión de caza, principalmente para el comercio de su cuero. Actualmente se suma a tal problema, la modificación de sus ambientes naturales. Muchas regiones de humedales de nuestro país han sido drenadas e incluso reemplazadas por cultivos de arroz y forestaciones. A nivel nacional se está llevando a cabo el “Proyecto Carpincho” con fines de aprovechamiento sustentable. Este programa es una importante alternativa rentable permitiendo la conservación de los ecosistemas de humedales y de todas las especies asociadas a estos. En Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe está prohibida la caza de esta especie.