Canelón

enero 1, 2001

Orden: Ericales
Familia: Myrsinaceae
Nombre científico: Myrsine laetevirens (Mez) Arechav., 1909

Descripción.
Son árboles polígamos dioicos, y que puede alcanzar hasta los 8 m de altura. Sus ramas son grises y rugosas al igual que su tronco, alcanzando este último hasta 1 m de diámetro.

Hojas.
Su copa es aproximadamente esférica, y su follaje esta integrado por hojas simples que miden entre 6-8 cm de largo. Las mismas son alternas, glabras, espatuladas, de borde entero, base cuneada, ápice obtuso, ovoide elípticas y subcoriáceas. Presentan un color verde brillante en la cara inferior y algo más oscuro en la superior.

Flores.
Las flores se pueden ver en primavera, son pequeñas y se disponen en cimas pediceladas en las axilas de las hojas o sobre las ramillas. La corola de color verde amarillento es de muy pequeño tamaño, al igual que el cáliz. En las flores femeninas no existen los estambres, o están reducidos a estaminodios insertos en la base de los pétalos, en las hermafroditas los estambres son de mayor tamaño y por último, en las masculinas se aprecian completamente. Los ovarios son globosos o subglobosos.

Frutos.
El fruto ronda los 4 mm de diámetro, es drupáceo y globoso, y presenta un color rojizo o negruzco cuando alcanza la madurez. Es uniseminado. La reproducción de estas especies se realiza por semillas a la sombra y en mantillo.

Hábitat.
En general se encuentra en bosques costeros de arroyos.

Distribución.
Propio de América del Sur se encuentra en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil. En Brasil y en las zonas limítrofes de Uruguay con este último, se lo conoce por el nombre de Capororoca, el cual proviene de la lengua indígena y es una reminiscencia onomatopéyica del sonido que hacen sus ramas al quemarse.