ELECCIÓN DEL ÁRBOL ENTRERRIANO

noviembre 14, 2020

Hasta el domingo 15 de noviembre se podrá votar para elegir el árbol entrerriano. La actividad es organizada por el CGE y la FCA para promover el conocimiento de las especies representativas de nuestra provincia.

La votación es abierta al público y estará disponible a través del siguiente formulario: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfrWOo3nzDWoq_cBSNDtsqZ_afEfyGRA5WolOSIxeMnua5AmA/viewform.

La iniciativa surge a través del Programa de Educación Ambiental y el Jardín Botánico Oro Verde, con el objetivo de que los entrerrianos conozcan e identifiquen las especies representativas de cada una de las ecorregiones de Entre Ríos.

Los interesados podrán optar entre 28 especies arbóreas que fueron seleccionadas por docentes de las cátedras de Botánica Sistemática y Espacios Verdes.

Uno de los Árboles Nativos que pueden votar es el Ñandubay. Este ejemplar se caracteriza por ser el hogar y refugio de diversas aves principalmente del Cardenal Amarillo (Gubernatrix cristata) especie en peligro de extinción. El avance del desmonte ha generado una disminución significativa de este árbol tan representativo de la provincia de Entre Ríos y por lo tanto genera perdida de hábitat para el Cardenal Amarillo.

El Ñandubay (Prosopis affinis) es un árbol nativo de copa extendida de 3 a 8 metros de altura. Florece en primavera y fructifica en verano. Sus chauchas en forma helicoidal son apetecidas por el ganado y el Ñandú de donde proviene su nombre, Ñandubay en idioma guaraní significa “comida del Ñandú”. Es originario de Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay, se lo encuentra en mayormente la ecorregión del espinal en el litoral argentino, sobre el “Distrito del Ñandubay”, que abarca mitad sur de la provincia de Corrientes y mitad norte de la provincia de Entre Ríos cuyo nombre se debe a la abundancia de esta especie formando ambientes de ñandubaysales con una fisonomía de parque o sabana que recuerdan a la sabana africana.

El Ñandubay es conocido en todo América por su importancia económica. Su madera se considera imputrescible y el interés económico está en los usos de los que ha sido objeto, que van desde la producción de alimento con propiedades nutricionales importantes (harina) para consumo humano y animal, hasta la construcción de muebles, postes, leña, carbón, etc.

Los bosques originales del Distrito del Ñandubay, están dominados por los géneros Prosopis y Vachellia que incluye al Ñandubay, Algarrobo negro, Algarrobo blanco, Espinillo, entre otros. Estos bosques han sufrido una reducción considerable de su superficie y un fuerte proceso de fragmentación y degradación como resultado de una larga historia ganadera, desmonte para ampliar la frontera agropecuaria y sobreexplotación de los recursos forestales. Actualmente, forman un mosaico fragmentado de numerosos parches de bosques en diferentes estados de conservación (renovales, maduros, degradados o incendiados), dentro de un paisaje caracterizado por tierras cultivadas en constante expansión.

Los ambientes de sabanas del Distrito Ñandubay son el principal refugio para especies animales emblemáticas, que actualmente se encuentran amenazadas de extinción y tienen particular interés e importancia para la conservación local y nacional como el Aguará guazú, el Yaguareté, el Puma, el Ñandú, el Cardenal amarillo, entre otras. Varias especies de anfibios y reptiles están amenazadas o son desconocidas y, por lo tanto, potencialmente vulnerables.

¡Protejamos los ñandubaysales! ¡Protejamos el Espinal!

Fotos del hábitat del Cardenal amarillo, en lugares donde todavía se encuentran ñandubay.  Agradecemos a Fabricio Reales, autor de las fotos por su préstamo para ilustrar la nota.