El paso de Belgrano por el “Montecito de Lovera”

agosto 18, 2020

 

Para quienes visitan la Reserva Natural Montecito de Lovera, es muy importante saber que, por este rincón maravilloso de nuestra provincia, en los primeros días de noviembre de 1810, pasó el general Manuel Belgrano con su ejército.WhatsApp-Image-2020-08-05-at-12.54.51-2

El ideólogo de la Revolución de Mayo, militar, diplomático, periodista y siempre promotor de la educación y la cultura, había llegado con sus hombres a Paraná el 9 de octubre de aquel año, es decir cinco meses después de las históricas jornadas que tuvieron al pueblo de Buenos Aires como protagonista del primer grito de libertad.

El creador de la enseña patria tenía 40 años cuando se detuvo en la Posta de Antonio Tomás a descansar y redactar algunos informes confidenciales dirigidos a los integrantes de la Junta de Gobierno. Desde este mangrullo de monte y arroyitos cantarinos, hizo un público reconocimiento a las familias Garrigó, Ferré, Vera, Hereñú, y especialmente a Gregoria Pérez de Denis, quien realizó un aporte significativo destinado al cuerpo militar que se dirigía al Paraguay.

Interesados por las auroras de la argentinidad, seguimos muchas veces las huellas del patriota y entusiasmamos al profesor César Manuel Varini sobre el paso de Belgrano por estas cuchillas montieleras. Acompañados por Carlos De Ángelis, en su carácter de vecino y conocedor de la región, procedimos a recorrer el cauce del arroyo Antonio Tomás, de acuerdo a las referencias detalladas por el vencedor de Tucumán y Salta, y que fueran oportunamente publicadas por Manuel Castrillón después de exhaustivas consultas en el Archivo General de la Nación.

De dichas investigaciones podemos deducir que los 950 hombres que partieron de Paraná el 2 de noviembre, acamparon en este solar, próximo a la actual localidad de Cerrito, donde a fines del Siglo XIX arribaron numerosas familias de inmigrantes para levantar sus casas y unir sus destinos a los corazones criollos que habitaban la zona

Evocar cada día el paso del ilustre ciudadano de la libertad por nuestro pueblo nos compromete a trabajar por nuestra patria con sueños y convicciones; con denodados esfuerzos y espíritu generoso, repitiendo ante las nuevas generaciones los conceptos que Manuel Belgrano entregó a las almas sensibles: “Hice lo que me dictó la razón, la justicia y la prudencia. No busqué glorias sino la unión de los americanos y la prosperidad de la patria. Hice cuanto he podido y jamás he faltado a la palabra”.

 

LIC. ROBERTO ROMANI