Plan de manejo Morus sp. en la Reserva Natural Educativa Montecito de Lovera

mayo 1, 2015

Introducción.

Las invasiones biológicas constituyen una de las principales amenazas a la integridad de los sistemas naturales y productivos. Aunque no todas las especies introducidas son dañinas –los cultivos de los cuales depende la alimentación de la población se basan en plantas introducidas, por ejemplo–, las plantas introducidas que resultan invasoras se expanden sin respetar jurisdicciones ni alambrados, generando graves problemas de conservación. Ningún organismo público o privado ni ningún propietario tiene la información ni los recursos adecuados como para combatir eficientemente este problema, de ahí la importancia de ir conformando alianzas y concertando esfuerzos entre todos los que compartimos un territorio, de modo de evitar nuevas invasiones y controlar las ya existentes. (Menvielle y Díaz, 2000)

Este plan de manejo de Morus sp. tiene como fin aplicarse en la Reserva Natural Educativa Montecito de Lovera, basándose en el análisis que se realizó junto al biólogo Alfredo J. Berduc; donde se determinó que el crecimiento poblacional de las especies Morus sp. dentro de la reserva se encuentra en el inicio del proceso de colonización por lo que el éxito de erradicación de esta especie es alta.

De acuerdo al “Lineamiento estratégico para el manejo de especies exóticas en la APN” (2006), la erradicación consiste en la remoción de todos los individuos de la población con una baja o nula posibilidad de reinvasión. Esta fue la estrategia de manejo elegida ante los siguientes aspectos evaluados:

  • La probabilidad de reinvasión es muy baja o nula.
  • La tasa de remoción deberá superar a la tasa de crecimiento poblacional en todas las etapas del manejo, a todas las densidades.
  • Todos los individuos reproductivos deberán estar siempre en riesgo de ser eliminados, lo cual implica, por ejemplo, que no adquieran resistencia o mecanismo defensivos frente a la técnica de control utilizada.

En el ámbito de la reserva, esta especie es la invasora más notable y que necesita ser erradicada, por lo que este plan de manejo permitirá mejor desarrollo de las especies nativas de nuestra eco-región (Espinal del Ñandubay).

Trabajos y acciones previas.

La Reserva es un espacio natural con pocos años, fue creada en al año 2001 por iniciativa de un grupo de profesionales, docentes, municipio y dueños del predio (Olga Sánchez y Héctor Lovera) con el objetivo principal de educar a la comunidad sobre los valores  ambientales y sociales del bosque nativo; preservar segmentos representativos del Espinal ante el avance de la agricultura; recreación; turismo. (http://cerrito.gob.ar/index2012/?p=3078)

La acciones e investigaciones realizadas en el control de las especies Morus sp., fueron realizadas por el Club de Ciencias Libertad y grupos de personas afines a la reserva a lo largo de estos años, pero solo se encargaron de la identificación y erradicación de los renuevos, lo que ayudo a un crecimiento menor de la población, no así de la detención del avance de la invasión.

Objetivo.

Erradicar las especies Morus sp. para minimizar o evitar el impacto que estas producen o potencialmente pueden producir sobre los sistemas naturales y/o productivos, para colaborar con la sostenibilidad de los recursos más allá del límite de la reserva.

Propuesta de manejo.

Primeramente se realizara un análisis mediante la utilización de un GPS y el Software “GPS trakmaker”, para generar un mapa satelital de la reserva dividiéndola en sectores, los cuales serán demarcados con alambre de boyero. Posteriormente se trabajará en estos para la identificación de las especies de tipo renuevo (retoños), jóvenes (diámetro del tronco menor a 15 cm) y adultas (diámetro del tronco mayor a 15 cm), y con un GPS se marcaran las coordenadas de cada uno de los individuos, para luego utilizar estos datos para generar un mapa de esparcimiento poblacional con el mismo software.

Como resultado de la experiencia mencionada, los ejemplares de diámetro menor a 15 cm. y aquellos que poseen más de un fuste deben ser cortados entre 10 y 20 cm. del suelo, mediante un corte oblicuo utilizando un machete e inmediatamente ser tratados con arbusticida Tacon® (Anexo 1), aplicándolo con ayuda de un pincel en la herida del tallo. La finalidad del arbusticida es evitar el desarrollo de nuevos brotes, ya que estas especies poseen una alta capacidad de rebrote. Las especies con un diámetro mayor a 15 cm (adultas) deberán ser marcados con el método de “degollado” (que implica realizar una muesca en la corteza, utilizando un hacha y de ser posible cortando parte de albura, dando una vuelta completa que impida la normal circulación de savia) también entre los 10 y 20 cm. desde el suelo.

El hecho de intentar voltear la menor cantidad posible de árboles obedece a la gran cantidad de tiempo que insume esta tarea, sobre todo si se considera que las moras producen muchísimas ramas laterales. Además, los árboles en pie sirven como “perchas” o posaderos a las aves, entre las que se encuentran las frugívoras que favorecen la reincorporación de semillas de plantas nativas que (como el tala – Celtis tala -) son dispersadas por animales. (Berduc, A. J., 2004)

Para la eliminación de los plantines (renuevos) de exóticas, se utilizaran azadas con un cabo largo y afiladas para favorecer el corte, las que permiten eliminar bien al ras los renuevos sin flexionarse tanto como lo exige el machete en estas tareas. (Berduc, A. J., 2004)

Es de aclarar, que aunque los herbicidas utilizados estén incluidos entre los levemente tóxicos, las aplicaciones se realizan manualmente mediante la utilización de mochilas y de acuerdo a lo sugerido por el equipo de control de exóticas del Parque Nacional “El Palmar”, es imprescindible que los operarios que los manipulan respeten las normas básicas de seguridad, utilizando guantes, capa impermeable y máscara con cartuchos filtrantes específicos para venenos, así como evitando la presencia cercana de otros operarios sin protección en el momento de la aplicación. También es importante en este sentido, que el personal tome la costumbre de higienizarse correctamente luego de estas tareas; aun cuando se esté seguro de no haber tomado contacto directo con el químico. En este sentido, se insiste en que el uso de guantes para el trabajo de clareo y desmonte, tiene que ser una norma ineludible para evitar accidentes, a los que hace propenso el tipo de ramaje. (Berduc, A. J., 2004)

Típicamente, en el grupo de trabajo una vez definida el área sobre la que se avanzará, se ingresa con machetes para “clarear” el sector, cortando las ramas menores y facilitando el ingreso de las hachas. Es importante que al avanzar se vayan identificando las especies nativas presentes, a los fines de evitar que sean dañadas luego, o bien que al establecer los sitios de acopio de palos y ramas, éstos no estén sobre los renuevos. (Berduc, A. J., 2004)

Estos trabajos se realizaran con ayuda de miembros de la Comisión Amigos de la Reserva Natural Educativa Montecito de Lovera, empleados de la Municipalidad de Cerrito y voluntarios que deseen participar,  bajo el asesoramiento del Biólogo Alfredo J. Berduc y siguiendo el plan de manejo presente. No hay un tiempo límite de trabajo, sino que se desarrollará de acuerdo a la disponibilidad de tiempo de los empleados y voluntarios, tratando de enmarcarse dentro del cronograma ya estipulado (Anexo 2). Las actividades se desarrollarán los días del mes en que la luna esté “en creciente” o cerca e inmediatamente después de la luna llena, ya que la savia de los árboles se encuentra en mayor concentración en la parte aérea, lo que impide un fácil rebrote, permitiendo así un mayor éxito de erradicación de cada ejemplar.

Marco legal.

La Republica Argentina ratificó mediante la ley 24.375 el convenio sobre Diversidad Biológica el que, en su Art. 8 “Conservación in situ” indica que las partes firmantes impedirán que se introduzcan y controlan o erradicaran las especies exóticas que amanecen a ecosistemas, hábitats o especies nativos y establecerán las normativas que fueren necesarias para la protección de los recursos. La conservación sobre la biodiversidad indica que el manejo de especies exóticas requiere una aproximación integral que abarque la prevención, la erradicación, el control y la mitigación.

La ley 22.351 de Parques Nacionales, Monumentos Naturales y Reservas Nacionales:

  • Artículo 18, inciso e) faculta a promover el manejo racional o la erradicación de las especies exóticas en las áreas del sistema, concepto que alcanza la a flora y a la fauna.

Indumentaria, herramientas e insumos requeridos para el trabajo.

Insumo/herramienta/indumentaria CANT.
1 Mascara c/filtro p/químicos 1
2 Pincel 1
3 Anteojos 1
4 Hacha-azada 1
5 Machete 1
6 GPS 1
7 Tocon® (Dow AgroSciences) ½ litro
8 Guantes para hidrocarburos 1 par
9 Guantes de trabajo 3 pares
10 Alambre para boyero 200 mts.

Bibliografía.

  • Administración de Parques Nacionales (2006) Lineamiento Estratégico para el Manejo de Especies Exóticas en la APN. 39 pp.
  • Berduc, A. J. (2004) Diagnóstico y Planificación de Estrategia de Manejo y Control de Leñosas Exóticas en el Parque Escolar Rural “Enrique Berduc”. PEREB, Consejo General de Educación de Entre Ríos. 28 pp.
  • Menvielle, M. Fernanda y Díaz, Diana (2000) Introducción a la lista de árboles y arbustos recomendados para la “Cuenca del A° Palmar” APN – INTA – FVSA. 14 pp.
  • Página web: http://cerrito.gob.ar/index2012/?p=3078 – “Información técnica de la Reserva” – Consultado el día: 18/04/2015.
  • Dow AgroSciences Argentina S.A., Etiqueta del producto: Herbicida Tacon®. 7pp.