Día Mundial de la Bicicleta

IMPRIMIR

En abril de 2018 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 3 de junio como el Día Mundial de la Bicicleta, una jornada que busca promover el uso de este medio de transporte como alternativa a otros medios contaminantes.
La bicicleta se consolida hoy como vehículo conveniente para moverse en las ciudades de todo el mundo. En nuestro país, ir al trabajo, al colegio, a la facultad, pasear, transportar carga, hacer deporte o cicloturismo, son formas habituales de disfrutar y aprovechar la bici.
Con motivo de celebrar el Día Mundial de la Bicicleta, el Área de Transito de la Municipalidad de Cerrito te brinda distintas recomendaciones a la hora de utilizar las mismas.
En términos de seguridad, los elementos que describimos son imprescindibles cualquiera sea el tipo de bicicleta:

  1. Frenos

Lo ideal es contar con un sistema que se accione desde el manubrio y que actúe sobre ambas ruedas. Fundamental una correcta regulación y mantenimiento.

  1. Timbre o bocina

Sirve para advertir nuestra presencia, sobre todo a peatones.

  1. Portaequipaje o canasto

Permiten que los bultos o cargas que traslades estén apoyados sobre el cuadro de tu bicicleta, para no afectar la estabilidad y el control de la bici.

  1. Neumáticos

Una presión de inflado correcta evita desgastes prematuros y desparejos.
Deben reemplazarse –al igual que las cámaras- cuando presenten signos de deterioro, que también provoca un prolongado desuso de la bicicleta.

  1. Luces

Focos delanteros que emitan luz blanca y traseros roja. Que preferiblemente tengan la función “destellador”, que atrae más la atención visual de otros usuarios, y funcionen con baterías recargables.

  1. Ojos de gato” (Retroreflectivos)

Su función es reflectar o “devolver” la luz emitida por los focos de otros vehículos, advirtiendo nuestra presencia a sus conductores. Blanco adelante y rojo atrás, suelen ser ambar (amarillo) en pedales y ruedas.

  1. Casco

Tanto en un atropello como en una caída, es probable que suframos un golpe en la cabeza. Usar casco puede evitar graves lesiones y salvarnos la vida. Es un elemento básico de seguridad pasiva y es eficaz sólo si:

  • Corresponde a nuestro talle
  • Está colocado y abrochado correctamente (ver aparte)
  • Cumple -como mínimo- con los requisitos de la norma IRAM 4002

Función del casco:

– Evita el contacto directo entre la cabeza y el objeto impactado

-Dispersa la fuerza del impacto sobre una superficie más grande

-Reduce la desaceleración del cráneo y la fuerza del impacto del cerebro contra este.

NUESTROS SENTIDOS
Al conducir utilizamos todos nuestros sentidos. Pero dos son fundamentales: vista y oído. Nuestros ojos captan casi toda la información necesaria para movilizarnos. El oído es complemento de los mismos, para mantener el equilibrio y situar lo percibido en tiempo y espacio.
Cualquier afección de estos órganos puede comprometer nuestra respuesta frente a situaciones que se nos presenten en el tránsito.

-Lentes: protegen tu visión de partículas en suspensión o cuerpos impulsados por otros vehículos.

-Auriculares: son una “barrera” a la percepción del sonido ambiente.

– Consumo de alcohol: medicamentos y otras drogas no permitidas afectan tus sentidos, al igual que la fatiga y el stress.

-Celulares: El “rington” no avisa y sorprende. Sostenerlo y teclear obliga a sacar una mano del manubrio. La pantalla insume segundos durante los cuales sacamos la vista del tránsito.

-El auricular: “atrae” nuestra capacidad auditiva. Si no podés evitarlo mientras vas en bici, úsalo SOLO después de detenerte en un lugar seguro.

Por la calzada
Hasta los doce (12) años podemos circular por las aceras, parques y/o bicisendas con nuestra bici. Si lo hacemos por cualquier tipo de calzada es mejor ir en compañía de un mayor.

Para circular por veredas es importante:

¿Qué dice la Ley?

MENORES DE 12 AÑOS

-Avanzar muy despacio, a velocidad de peatón (5 km/h)

-Hacerlo alejado de la línea de edificación

-Recordar que SIEMPRE la prioridad es del peatón

A metro y medio del borde

Cuando circulamos “pegados” al borde o la línea de estacionamiento, nos ofrecemos para que los autos nos sobrepasen muy “finito”.

Metro y medio es la distancia mínima de separación que debemos dejar entre nuestra bici y el cordón o los vehículos estacionados. Así podemos evitar los múltiples riesgos que suelen presentarse (alcantarillas, residuos, apertura de puertas, etc.)

Cómo circular

-Por la calzada

-En el sentido del tránsito

-En línea recta

-Con las manos en el manubrio

-Atentos para anticipar situaciones

junio 3, 2021