Amorina Lanitas: un emprendimiento que pone el foco en los valores de reutilización y reducción

IMPRIMIR

El emprendimiento que se dedica a la confección de pañales de tela surge del mapeo de empleos verdes que están llevando adelante los Municipios RAMCC, que forman parte del grupo de trabajo de Empleos Verdes.

Este grupo tiene como fin fomentar la generación de sinergias entre emprendedores, PyMES y empresas que estén buscando transformar su enfoque empresarial y de negocios hacia una economía verde. De este modo, busca motivar acciones comerciales y empresariales, la generación de nuevas líneas de negocio y el posicionamiento en el mercado de productos y servicios diseñados para minimizar su impacto ambiental, a lo largo de su ciclo de vida.

El área de producción y la oficina de Empleo de Cerrito (Entre Ríos) realiza el acompañamiento de emprendedores como Karen Brozman, creadora de Amorina Lanitas, quien nos cuenta sobre los comienzos del proyecto, y cómo este tiene relación con sus propias elecciones de consumo.

Contanos sobre tu proyecto y sus inicios
El emprendimiento que llevo adelante es la confección de pañales de tela para bebés. Tuve la idea cuando fui mamá de mi segunda hija y decidí no salir a trabajar y quedarme en mi casa cuidando a los dos niños. Ya había utilizado pañales de tela con mis hijos, así que decidí empezar a tejer cobertones de lana que se utilizan para reemplazar la bombacha de goma.
Después de un año de iniciado el proyecto, pude comprarme máquinas y coser pañales de tela para vender. A lo largo del tiempo, se han ido sumando un grupo de mujeres que tejen conmigo.

¿Qué desafíos y qué beneficios encontrás en alcanzar la sostenibilidad con este producto?
El primer desafío del emprendimiento para mí, fue aprender a utilizar las redes sociales para promocionar el producto. Para ello, me capacité en marketing digital y herramientas de venta a través de plataformas.
Hay atributos que hacen que los pañales de tela sean sostenibles. Son biodegradables, puesto que no generan daño al medio ambiente. Son de larga durabilidad, ya que un pañal se puede utilizar durante 4 o 5 años, e incluso lo puede seguir utilizando otro niño. Y son saludables para estar en contacto con la piel de bebés y niños, ya que no provocan irritaciones y pueden ser utilizados incluso por pieles delicadas.

¿Qué valor tiene para vos como emprendedor encontrar un apoyo en tu gobierno local?
Este apoyo tiene un valor impresionante, significa mucho para mí sentirme respaldada. Hace dos años que vivo en Cerrito y es muy difícil vender estos productos en la ciudad porque pocas personas conocen lo que hago, a pesar de que he participado de ferias.

Desde que comence con el emprendimiento sabía que la meta era clara, no generar residuos. Como todo camino nuevo fui aprendiendo muchas cosas al andar, comprender que tu basura no desaparece despues de tirarla, comprender que queda por años o siglos dando vueltas, causando enfermedades a otras personas o hasta la muerte en animales. Un mundo mas allá del basurero, un mundo que el capitalismo nos mostró como el único posible, un mundo evitable. Cada acción cuenta, cada día un nuevo día para repensar nuestro andar por este mundo.Hoy con mucho orgullo les quiero contar que nuestro emprendimiento fue seleccionado por Empleos Verdes, un programa a nivel nacional donde impulsan las economías que no generan residuos o lo hacen lo menos posible. Somos uno de los mas de 100 emprendimientos a nivel nacional que formamos parte de este proyecto.Quiero mostrarlo con orgullo porque me encanta que alguien se pare y se fije en estas acciones que mas de 100 familias llevan a cabo hace años, que se las resalte y se las publique.Deseo de todo corazón que mas familias se unan, se contagien, paren el mundo del consumismo.y vos ya lo pensaste? que estás haciendo? recorda que cada mínima acción cuenta

Posted by Amorina lanitas on Saturday, September 19, 2020

¿Por qué crees que es valioso transitar hacia una economía verde?
Me parece que está buenísimo que nos paremos un poco en el hoy, que dejemos de consumir cosas que no necesitamos o que no son indispensables. Debemos pensar en el futuro, en los que van a venir después de nosotros.
Creo que podemos vivir sin necesidad de estorbar a las próximas generaciones, trabajar generando lo mínimo posible sin generar basura que demora tanto tiempo en degradarse y en lo que el mercado quiere que consumamos. Es importante hacer un clic, cambiar la ficha y poco a poco ir cambiando hábitos como por ejemplo, la alimentación.
Es un mundo que se abre fuera de lo que siempre hemos consumido a través de las pantallas y nos han enseñado desde chicos. Cuando uno empieza a transitar este camino, descubre que hay un mundo que desconocemos porque nos vendieron otra cosa.
Hay que dar un paso a la vez, por nuestro bien, porque es saludable y para que las generaciones futuras puedan vivir dignamente con los recursos naturales y no rodeados de basura contaminante.

septiembre 25, 2020