Presentación del prototipo de respirador mecánico de emergencia

IMPRIMIR

El Intendente de Cerrito, Cr. José Palacios, se hizo presente en las instalaciones de la Escuela Técnica Nº 17 “Intendente Orlando Lovera” para acompañar al Director Martín Pannuto y al Profesor Martín Kannemann, en la presentación del prototipo de respirador mecánico de emergencia, realizado desde la institución.
El Rector de la Escuela Técnica agradeció al equipo directivo, al plantel docente y a los estudiantes por la tarea que vienen desarrollando en este tiempo de cuarentena. “Reprogramaron sus métodos de enseñanza, con nuevas pautas educativas y continuaron trabajando con mucha dedicación en este proyecto que hoy presentamos”, expresó Pannuto al inicio del acto.
Por su parte, el Prof. Kannemann explicó que la idea de crear este proyecto surgió de una necesidad, ya que en la zona no había ningún equipo de estas características. Es una máquina que asiste a mecánicamente la ventilación de un paciente frente a una emergencia o un traslado, con el objetivo de el medico/a o enfermero/a, en vez de estar al lado del paciente presionando la bolsa de ambu, lo pueda hacer de manera automática mediante este equipo y le deja las manos libres para realizar otras maniobras.
Kannemann agregó que el aparato está operativo y se puede usar en caso de emergencia con supervisión de médicos y bioingenieros, hasta que pueda ser homologado para uso libre.
Con respecto a este proyecto, el Presidente Municipal, felicitó a las autoridades y equipo docente de la escuela y recalcó “el gran compromiso y responsabilidad que tiene esta joven institución, adaptándose a la realidad y siendo un ejemplo del trabajo conjunto y la colaboración de una gran cantidad de personas de toda la comunidad”. Al respecto agregó: “a través del municipio continuaremos apoyando estas actividades y gestionaremos para solicitar la homologación de este dispositivo”.

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO
Está basado en un equipo denominado “OxyGEN” que fue creado y aprobado en España, a raíz de la emergencia sanitaria por Covid-19.
En este sentido, el Prof. Kannemann comentó que fue gracias a un compañero de estudio que actualmente vive en ese país europeo, que pudo finalizar esta máquina ya que él le mostró la importancia de tener estos equipos de emergencia temporal y le brindó asistencia técnica para desarrollarlo adecuadamente.
Esta unidad, llevó dos meses de trabajo, donde hubo investigación, búsqueda de materiales, armado y puesta en funcionamiento.
Tiene un costo aproximado de $5.000 y está construido con materiales comunes, aluminio, acrílico, partes hechas con impresora 3D y placas Arduino que permiten conectarlo mediante USB a una PC de modo remoto por internet. Además, tiene 12 voltios, para poder conectarlo a una batería y trabajar varias horas de forma automática, en caso de no tener luz.
Este aparato controla los ciclos por minutos de la respiración, volumen de aire que se le proyecta al paciente y presión. En caso de manifestarse exceso de presión, el equipo descomprime y trabaja de otro modo.
Cabe aclarar que no es un respirador. Cumple algunas funciones de éste y es solo para emergencias temporal. Igualmente, se pretende perfeccionarlo y mejorar el software para homologarlo para que sea de uso libre. Por el momento está a disposición del Hospital y de quien lo requiera ante una contingencia.

PREMISAS DEL TRABAJO

Esto surgió a partir de tres premisas fundamentales:

  • Que pueda asistir rápidamente y de manera mecánica a un paciente hasta que pueda ser conectado a un respirador profesional y facilitar la tarea a los profesionales de la salud.
  • Que sea replicable, es decir, que otras escuelas técnicas puedan hacer más modelos de este tipo.
  • Que sirva como material didáctico. Al ser un sistema automatizado, los estudiantes del último año pueden ver un procedimiento de control y seguir desarrollándolo, perfeccionándolo, haciendo modificaciones las modificaciones necesarias.

AGRADECIMIENTOS

Kannemann destacó que “hay un aporte importante de toda la comunidad en el desarrollo de este quipo” y agradeció a los docentes de la escuela que aportaron materia prima, a los alumnos de 6º año y graduados que colaboraron en el armado del proyecto y a los vecinos de Cerrito que ayudaron de forma desinteresada a conseguir los materiales necesarios.
Al finalizar, dijo que este dispositivo, junto con las vinchas para máscaras faciales que se entregaron al municipio, son una contribución de la Escuela Técnica.
En este sentido, explicó que la labor de un técnico es justamente desarrollar soluciones y aportar a su comunidad y crear con los recursos que tiene a mano, y adecuándose a los tiempos que corren.

junio 22, 2020