Charla gratuita: “Alternativas al uso de sal”

IMPRIMIR

Continuando con las actividades para e l cuidado de la salud, el programa Crecer en Salud ha organizado una charla informativa y gratuita sobre las “Alternativas al uso de sal”.
La misma se llevará a cabo el próximo jueves 19 de diciembre desde las 19.30hs en el Salón Cultural de Plaza Las Colonias y está destinada especialmente a panaderos, propietarios de comedores, kiosqueros y al público en general, para interiorizarse en la clasificación de los alimentos en bajo, medio o alto en sodio, como así también las alternativas que existen para disminuir su uso.
El objetivo general de este espacio es contribuir a la disminución de la morbi mortalidad atribuible a hipertensión arterial y enfermedad cardiovascular en la población argentina mediante la reducción gradual del consumo de sal proveniente de las diferentes fuentes alimentarias, hasta lograr la recomendación de la OMS prevista para el año 2021 (5g sal o 2 g sodio por persona por día).
En este encuentro además, se comentará sobre el consumo de sal en Argentina y su impacto en enfermedades cardiovasculares, se explicarán las diferencias entre sodio y sal, se conocerán los alimentos que poseen mayor cantidad de sodio, se capacitará sobre la lectura de los etiquetados de los alimentos y se enseñará a calificar a los alimentos.
Desde el eje “Menos sal, más vida” se trabaja fuertemente en este hábito, pretendiendo mejorar la calidad de vida de los ciudadanos a través de la información y educación en el ámbito nutricional.
Datos importantes de la Organización Mundial de la Salud
La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la mayoría de las Sociedades Científicas nacionales e Internacionales recomiendan no consumir más de 5.75 gramos (gr) de sal al día. Sin embargo, el consumo promedio de la Argentina según datos del Ministerio de Salud de la Nación es de 11 gr/día (entre 9.8 y 12.7 gramos), posicionándola entre los países con mayor consumo de sal de América.
Es importante tener en cuenta que más del 70% de la ingesta de sodio proviene de alimentos procesados y ultra procesados como panificados (pan, galletitas dulces y saladas, medialunas, facturas, tortas, budines y pizza), embutidos, enlatados, congelados, quesos, caldos, sopas y envasados en general, incluso el agua tiene sodio; de esto se desprende también la importancia de poder leer y comprender las etiquetas nutricionales de los alimentos.
El consumo excesivo de sal es el principal factor de riesgo de hipertensión en la población. La hipertensión constituye la principal causa de muerte prematura y la segunda de discapacidad por enfermedades no transmisibles como el infarto, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades renales.
Más de 6.000 muertes por año podrían prevenirse en Argentina por enfermedades asociadas a un alto consumo de sodio si solamente lográramos reducir 3 gramos diarios la ingesta de sal.

diciembre 16, 2019