cerebro

Ejercicios cerebrales que pueden ayudar a mantener tu memoria activa

IMPRIMIR

Desde el Taller “Memoria Activa” que se desarrolla a través del Programa “Crecer en Salud” de la Municipalidad de Cerrito, brindan algunos ejercicios que pueden ayudar a mantener la memoria activa.
Luz Rondán, encargada del Taller “Memoria Activa” comparte 10 formas inusuales y simples de ejercitar nuestra memoria:
1. Cambia de manos durante las actividades diarias: normalmente, solo una mano es dominante y la usamos la mayor parte del tiempo. ¡Pero intenta cambiar de mano de vez en cuando! Usar tu mano opuesta fortalecerá las conexiones neuronales en tu cerebro. Puedes hacerlo mientras te cepillas los dientes, lavas los platos, escribes, limpias o viertes bebidas. La primera vez que lo hagas, puede resultar difícil, pero poco a poco te acostumbrarás y habrás ejercitado bien tu cerebro.
2. Leer en voz alta puede aumentar tu memoria. Hablar y oírte hablar ayuda al cerebro a almacenar la información.
Puedes practicar este ejercicio con tu amigo o tu hijo. Si no puedes hacerlo, es bueno cambiar a los audiolibros. Este tipo de lectura involucra la imaginación de una manera diferente y otras regiones del cerebro comienzan a funcionar.
3. Come con palillos chinos: Involucrar las áreas concentradas de células nerviosas en la punta de los dedos puede estimular el cerebro. La actividad con las yemas de los dedos, como el uso de palillos chinos, ayuda a tu cerebro a aumentar su circulación. Además, comer conscientemente puede beneficiar tu digestión controlando así las calorías que ingieres.
4. Huele vainilla al despertar: Muchos de nosotros nos levantamos por la mañana y tomamos café recién hecho. Puedes cambiar tu rutina habitual y despertarte con un aroma diferente: ya sea el olor a vainilla o a rosas. Mantén un extracto de tu aroma favorito durante una semana y ábrelo cuando te levantes por la mañana. Al oler algo nuevo por la mañana, se activan nuevas vías neuronales.
5. Usa tapones para los oídos en medio de tu rutina diaria: Por ejemplo, puedes hacerlo cuando se une la familia para el desayuno. ¡Experimenta el mundo sin sonido! Pero no olvides advertir a tus seres queridos que hoy estás probando una nueva técnica.
Nuestra rutina matutina puede hacernos escuchar a medias, ya que nuestro cerebro tiene una idea bastante buena de qué esperar. Bloquea tu ruta sensorial usando tapones para los oídos y usa otras formas de realizar tareas simples como comer o tomar café.
6. Apretar el puño de tu mano: Los psicólogos estadounidenses dicen que apretar el puño de la mano derecha durante 90 segundos ayuda a la formación de la memoria. El mismo movimiento en la mano izquierda puede mejorar en la recuperación de la memoria.
Esta conclusión se hizo después de un experimento con 50 adultos que se desempeñaron mejor al recordar palabras de una larga lista mientras apretaban el puño.
7. Eleva tu ritmo cardíaco 3 veces por semana durante 20 minutos. Puedes hacerlo simplemente caminando y controlando el ritmo con tu reloj inteligente.
Tu cerebro estará lleno de oxígeno y lo ayudarás a desarrollar nuevas células. Es por eso que los ejercicios aeróbicos son tan importantes para la salud física y mental.
8. Crea imágenes de palabras y rompecabezas con ellas: Toma cualquier palabra que te guste y comienza a visualizar su ortografía en la cabeza. Después de que termines de hacer esto, piensa en cualquier otra palabra que comience o termine con las 2 últimas letras. Este tipo de rompecabezas mantendrá tu cerebro activo y agudo.
9. Abre la ventana mientras conduces: Conducir en silencio puede ser muy relajante, pero si el clima afuera es perfecto, abre la ventana del coche, huele la lluvia fresca, escucha a los pájaros cantando y así por el estilo. Tu cerebro comenzará inmediatamente a hacer asociaciones entre las imágenes, los sonidos y los olores que notes.
10. Haz el ejercicio de observación de 4 detalles: Practica cuando estés fuera de casa. Memoriza 4 detalles de las personas que se encuentren en el público. Por ejemplo, observa el color de su cabello, el tipo de zapatos que usan o su olor.
No observamos lo suficiente. De hecho, hemos llegado a un punto en el que a menudo no recibimos información que nuestro cerebro debería memorizar. Pero esto se puede solucionar. Mientras estás sentado en un café, elige a una persona y descríbela con lujo de detalles en tu cabeza.
¿Qué ejercicio vas a practicar primero? ¿Tienes tus propios consejos efectivos sobre cómo fortalecer tu memoria?

agosto 23, 2019

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>